Iván Vera: The Beatles son más grandes que Steve Jobs

Iván Vera

¡Comparte y demuestra interés!

Iván Verá creó en Chile Innspiral el año 1989. Según su sitio web, ha dirigido desde ahí, más de 50 proyectos de alto impacto en Latinoamérica, gracias a la implementación de innovación en procesos de negocios. Iván Vera es Director de Fraunhofer Research Chile, fundador de Club de Innovación y Magical Startups. Es Ingeniero Civil Eléctrico de la USM y Diplomado en Ingeniería Nuclear de CIEMAT en España.

Hablamos con él sobre el rock y la innovación para entender su visión y cruce de conceptos.

¿Qué es necesario preguntarse cuando se va a innovar en un negocio y cómo podría eso también servir en la vida cotidiana?

Toda innovación debe aportar una nueva solución a problemas que permanecían desatendidos y resignados. La innovación resuelve un problema que hasta ahora permanecía resignado. Como consecuencia del valor creado para clientes y usuarios, generamos un nuevo valor para nuestros accionistas y la compañía multiplica su valor de mercado.

Toda empresa, del tamaño y de la industria que sea, puede llegar a ser intensivamente innovadora, pero si sus líderes no creen que gestionar la innovación es una tarea propia e indelegable, ésta no ocurrirá en su empresa.

La innovación no ocurre en la mayoría de las empresas; simplemente porque sus gerentes no son líderes, sino que son simples administradores de lo que ya existe. Necesariamente son los líderes quienes deben conducir a sus equipos ejecutivos y profesionales para que ocurra la innovación en cada área de su empresa, año a año, consistentemente y con creciente impacto en resultados.

Igualmente, toda persona ─de la formación académica que fuere, con la educación que tuviere─ puede innovar. Innovar aplica también en la vida cotidiana cuando alguien ─una persona de carne y huesos─ concibe una nueva solución a un problema que ha permanecido resignado y, por tanto, no resuelto. Un problema de la familia en la casa; un problema de los vecinos en el barrio; un problema de aprendizaje de nuestros niños; un problema de seguridad ciudadana en el parque del barrio. Cualquier problema es sujeto de innovación. Una innovación no necesariamente ha de ser un negocio.

 ¿Cómo identificar a un líder de innovación de nuevas tecnologías?

La palabra líder viene de la traducción del sustantivo inglés “leader” y, por tanto, del verbo inglés “lead“, el cual quiere decir “conducir”. No todos los gerentes de empresas son líderes, por cuanto no están conduciendo a sus empresas en la dirección correcta, a la velocidad correcta. De hecho, me atrevo a pensar y expresar que creo ─sinceramente─ que la gran mayoría de los gerentes de las empresas en Chile son meros administradores de los negocios que la empresa ya tiene. Son meros administradores de las utilidades de corto plazo de la compañía. No son creadores de nuevos negocios y no exploran en las inmensas posibilidades de innovación y nuevos negocios que hoy ofrece el emerger de nuevas

Si la compañía tiene un índice de intensidad de innovación inferior a 10 %, es decir, si el resultado en EBITDA de la innovaciones que en la empresa se han creado durante los últimos cinco años, es menor al 10 % del EBITDA total de la compañía, es simplemente porque su gerente general no es un líder de innovación.

 ¿Qué consejo les darías a las personas que quieren innovar en sus pequeños y medianos emprendimientos? ¿Por dónde partir?

El punto de partida de toda innovación está en los problemas que la gente tiene, pero que al estar resignados por no haber tenido nunca solución, no han sido percibidos como problema.  El innovar para solucionar un problema resignado toma años. No toma semanas. Innovar requiere de personas con curiosidad, osadía, y propósito. Nada más poderoso que un propósito. Una vez hecho el propósito viene mucho en tenacidad, paciencia, convicción y trabajo; mucho trabajo… Muchas horas, días, semanas, meses y años de inagotable trabajo para conseguir solucionar ese problema del cual nos enamoramos.

Innovar requiere de enamorarse del problema. No te enamores de la solución. Tienes que partir por profundamente entender el problema. Enamórate del problema, enamórate de la idea de crear una bendita solución para ese maldito problema.

Como experto en innovación, ¿qué cree que los emprendedores pueden aprender de los rockeros?

Un aprendizaje que los emprendedores pueden hacer de los músicos, y de los artistas en general, es la increíble capacidad de experimentación en una permanente búsqueda de la belleza y armonía que caracteriza a todo artista. Esa constancia experimental se puede llevar al plano de la innovación y el emprendimiento, ya sea al momento de buscar soluciones o cambios en el modelo de negocio; nunca detenerse, siempre avanzar en perfecta armonía ante cualquier inconveniente.

Y para finalizar. Según tu opinión y por qué: ¿Quién fue más grande como innovador: John Lennon y Paul McCartney o Steve Jobs?

Jajaja… ¡Esta pregunta es ruda! Partamos con que Steve Jobs será recordado dentro 300 años como uno de los precursores del cambio de era que la humanidad vivió durante todo el siglo XXI. Pero Paul McCartney y John Lennon compusieron música eterna. Dentro de 1.000 años la humanidad seguirá amando la música de The Beatles y creo que The Beatles seguirán siendo escuchados, como seguimos escuchando a Johann Sebastian Bach o Ludwig van Beethoven. Pero en el año 3.017 The Beatles seguirán presentes, no por sus innumerables innovaciones, sino por haber tocado el cielo con la extrema belleza y armonía de su música.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here